WE MAKE OUCHING!

 ss

¡Hola!

(q ase?)

Queremos darles la bienvenida a un nuevo espacio en el que, pretendemos,  se pueda gozar de lo que hoy inunda la vida moderna, el intercambio de información y experiencias.

Nace de un deseo simple, que no sencillo, de una MUJER; Elisa del Buen Aire, CREATIVE & LIFE COACH, SPEAKER , EXPERIENTIAL TRAINER  y directora de la organización,   y un EQUIPO genuino en el que contamos con  artistas gráficos, publicistas o mediadoras sociales; contribuir a la mejora real del mundo que nos rodea.  Puede parecer ambicioso (de lejos lo parece, de cerca lo es ),  pero no se nos ha ocurrido otra misión más bonita que desempeñar en lo que vengan a durar nuestras vidas. Entendemos que para lograrlo hay mucho trabajo por delante, por eso este blog es sólo una herramienta ramificada de un proyecto mayor que comienza su andadura con fuerza en septiembre de 2016: OUCH!Solutions

¿Te cuento?

El Ouch! es la caída, el error, los momentos de crisis, pero también la sorpresa, la revelación y en definitiva el ¡eureka!. Puede ser todo lo anterior según la perspectiva con la que observemos las situaciones y según el deseo de conferir a éstas funcionalidad en relación al desarrollo hacia nuestra excelencia. Confiamos en el Ouch! como momento valioso donde encontrar la información necesaria sobre nuestro funcionamiento y el de los sistemas para utilizarla a favor de nuestra metas.

¿Cómo? A través de diferentes herramientas que permiten encontrar todas estas fracciones  experienciales, las representativas, otorgarles la categoría de funcionales y extrapolar su factor valioso al futuro que diseñemos.  Más allá del “aprender de la caída”, se trata de convertir la experimentación de nuestros Ouch! en un juego divertido y apasionante que nos permita crecer y conseguir lo que deseemos. Es por eso que decimos que hacemos OUCHING! Un cambio hacia la felicidad, mediante el juego y la experimentación valiente de nuestras grietas.

Desde esta filosofía, las personas y sus sistemas adquieren valor gracias a “sus grietas”y su valentía, al atreverse  a utilizar sus OUCH! para hacerse más fuertes, más fructíferas y más felices. Por lo tanto, así cómo éstas piezas japonesas del “kintsukuroi” adquieren más valor por haber estado rotas, comparamos el oro o la plata con la que son  rellenadas y reparadas por meticulosos artesanos, con aprendizajes y fortalezas que adquieren las personas valientes, que quieren apostar por la excelencia, y  en el mismo grado las organizaciones, a partir del OUCHING!

Más de cerca en INSTAGRAM

 

Anuncios